04.03.2014 |
Darragh O.
Parte 3 de 3: Una visión de primera mano a las evaluaciones que están teniendo lugar en las concesiones de los proveedores de APP

Las evaluaciones de las zonas con Elevadas Reservas de Carbono (HCS) son una historia totalmente distinta. Alex Thorp de Ata Marie, una empresa que nos ayuda a realizar el trabajo, nos indica que el proceso de evaluación es sencillo en teoría, pero que sigue constituyendo un enorme desafío, debido a la amplia extensión de terreno sobre la cual deben llevarse a cabo las evaluaciones, nada menos que 2,6 millones de hectáreas.

Llegamos a Bumi Mekar Hijau (BMH), en el Sur de Sumatra, a tiempo para participar en el último día de trabajo de campo antes de que el equipo se desplazara a la siguiente concesión. Ya había tenido lugar buena parte del análisis de imágenes por satélite y el equipo había pasado tres días sobrevolando la concesión para llevar a cabo una evaluación aérea.

Nos abrimos paso por la mayor extensión de bosque natural de la concesión: una superficie de 6.000 hectáreas de bosque secundario regenerado, poblado por elefantes, osos malayos e infinitas especies. ¡Estábamos en plena jungla!

Un equipo de trabajadores fue abriendo camino con machetes a través de los matorrales hasta que llegamos a la sombra fresca del bosque. Al igual que para la evaluación de las zonas de Alto Valor de Conservación (HCV), se emplearon transectos lineales y el equipo trazó a continuación parcelas circulares alrededor de éstos y a intervalos de 75 metros. En cada parcela de 15 metros se marcaron los árboles y se midieron sus diámetros. Me enteré de que con una cinta métrica se rodea el árbol, pero que se calibra para medir el diámetro en vez de la circunferencia, ¡algo que me pareció increíble! Según me dijeron, tiene algo que ver con Pi.

Como había prometido Alex, fue un trabajo relativamente sencillo. Todos los datos recogidos a través de la cartografía por satélite, los vuelos y el trabajo de campo se unirán para crear un mapa claro de las áreas con mayor riqueza de carbono en las concesiones de APP.

Sin embargo, las evaluaciones de HCS solo miden el carbono de la superficie, sin tener en cuenta el carbono que puede liberarse desde las zonas subterráneas, algo especialmente importante al tratarse de plantaciones situadas sobre turba. Otro equipo de expertos de la Wageningen University, en los Países Bajos, lo está estudiando ahora para nosotros.

El trabajo del equipo de turberas acaba de empezar y, cuando acabe, se sumará a los resultados del trabajo sobre HCV y HCS para elaborar los Planes Integrados de Gestión Forestal Sostenible. Estos planes expondrán la forma en la que deberán dirigirse las concesiones de cada uno de los 38 proveedores de APP para minimizar las emisiones de carbono y maximizar el potencial de conservación. Sin embargo, no se pueden centrar solo en las concesiones. Para preservar totalmente los bosques, todo el paisaje circundante debe tenerse en cuenta, por lo que tendremos que trabajar con los gobiernos, otras empresas y ONGs si pretendemos que nuestros esfuerzos queden plasmados a largo plazo en esta tierra.

Por lo que sabemos, este tipo de planes nunca se han desarrollado a la escala a la que está trabajando APP. Esperamos que sean el augurio de un futuro prometedor para estas tierras que custodiamos y establecer un claro ejemplo de buenas prácticas que otros puedan seguir.

Tags:
Categorías:
comentarios (0)
ver todos los vídeos ...
ver todas las imágenes ...
Últimos tweets
Follow @AsiaPulpPaper