10.12.2014 |
Francesco B.
Del bosque a los estantes de los supermercados: el reto de APP

La fábrica de Asia Pulp and Paper en Sumatra se encuentra en un área con gran confluencia de biodiversidad; en el centro de inmensas plantaciones de eucalipto y acacias que preceden las áreas de conservación en las que viven los últimos tigres de Sumatra. Hasta hace unos años APP se encontraba en el banquillo de los acusados en un proceso global contra las compañías que contribuyen al deterioro del planeta desde el punto de vista medioambiental.

No ha pasado tanto tiempo desde que la compañía anunció al mundo la suspensión total de cualquier actividad ligada a la deforestación, aplicando esta medida a todos sus proveedores indonesios. Del mismo modo, APP anunció la puesta en marcha de auditorías externas e independientes para evaluar qué áreas de sus concesiones deben estar dedicadas la conservación.

Como resultado de este cambio de rumbo, tras una larga y cuidadosa monitorización de las actividades de APP, Greenpeace, ONG conocida por no ser blanda con las  multinacionales, suspendió todas sus campañas en contra de la compañía. El encargado de bosques de Greenpeace, un inglés que se trasladó a Indonesia para supervisar este proyecto, comentó: “No hay amigos ni enemigos permanentes, ahora mismo APP va por el buen camino”.

Actualmente los gobiernos, especialmente los de aquellos países de reciente industrialización, actúan de acuerdo a las líneas establecidas por los grandes grupos, para bien o para mal. En el caso de APP, parece que se ha tomado la dirección adecuada.

APP cuenta con un centro de investigación en el que se han activado programas para la reproducción de especies valiosas de árboles y para la preservación del patrimonio genético. De vez en cuando, las plantaciones son atacadas por orangutanes y, en esos casos, es necesario cambiar el tipo de planta, reemplazándola por una nueva especie que no sea apreciada por los animales.

Cada día, 300 camiones cargados de troncos entran en la fábrica. Pero parece que en esta parte del mundo, en el corazón de un país en proceso de industrialización, con más de 250 millones de habitantes; no solo se plantan ‘semillas’ de árboles para el ciclo del papel, sino también las semillas de un modelo de negocio más concienciado con su entorno y con una visión estratégica a largo plazo. El siguiente paso es decidir cómo trasladar el compromiso de APP a los mercados finales en los que opera, y quizás sea incluso más difícil que la puesta en marcha de los programas de conservación que ya ha activado, pero APP está decidida a intentarlo. 

Francesco Bertolini, Università Bocconi y Presidente del Green Management Institute

 

Extraído de corriere economia 5 mayo 2014 | 10:58 © Reproducción Reservada

Tags:
Categorías:
comentarios (0)
ver todos los vídeos ...
ver todas las imágenes ...
Últimos tweets
Follow @AsiaPulpPaper